Últimos temas
» Movido a tahielrol.com
Jue Nov 10, 2016 1:23 am por Creador

» zryxtcyvuiop
Mar Nov 01, 2016 6:30 pm por Creador

» Test ridículo :D
Mar Nov 01, 2016 12:40 pm por Creador

» Sistema de Rol
Dom Mayo 01, 2016 3:18 am por Creador

» zxczxczxczxczxczxc
Sáb Abr 23, 2016 5:48 pm por Creador

» Los Demonios y La Plaga
Mar Sep 22, 2015 4:18 pm por Creador

» Instrucciones para la Cronología de Personaje
Dom Ago 09, 2015 10:26 pm por Creador

» Objetos, dinero y pertenencias
Dom Ago 09, 2015 10:21 pm por Creador

» Geografía de Nutram
Lun Ago 03, 2015 2:56 am por Creador

Acceso Rápido

Los Demonios y La Plaga

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Demonios y La Plaga

Mensaje  Creador el Mar Sep 22, 2015 4:18 pm

Los Demonios y la Plaga


Origen


Mucho se ha especulado, pero poco se sabe sobre el real origen de estas criaturas salidas del pozo. Sólo se sabe que emergieron con la gran calamidad y que aún hoy intentan día a día atravesar los muros protectores. Algunos son detenidos por los valientes que hacen guardia en las 4 torres, pero los recursos son limitados, los soldados pocos y la extensión del pozo muy grande, por lo que otros tantos logran escapar y recorrer libres los territorios de Tahiel.

La mayoría de las ciudades y pueblos cuentan con sistemas de defensa, los que usualmente resultan efectivos y, dado que su número real es más bien bajo, es muy raro que un demonio logre entrar a un lugar poblado, pero los bosques y caminos son un tema aparte.

Siempre que alguien ande fuera de murallas protectoras debe tener cuidado, pues puede encontrarse con algunas de estas criaturas cuyo único propósito parece ser la destrucción y el caos.

Existen tres tipos de demonios: los bestiales, los humanoides y los dragones.

Tipos: Bestiales


Los bestiales son seres de apariencia bizarra y muy variable. Los hay de distintos tamaños, desde algunos pequeños como ardillas, que se basan en atacar en número más que en poder individual, hasta seres enormes de más de dos metros de altura. Estos últimos son raros, pero extremadamente peligrosos.

Es común que posean adaptaciones físicas destinadas a hacer daño, como garras filosas, apéndices adicionales, cuchillas a lo largo de las extremidades, etc. Su apariencia suele ser intimidante.

No lucen como animales conocidos, sino como criaturas de otro mundo, con rasgos especialmente insectoides.

A pesar de su apariencia y lo que pareciera mostrar inicialmente su comportamiento salvaje, en realidad son capaces de organización y de llevar a cabo estrategias combinadas, lo que los hace aún más peligrosos.

Tipos: Humanoides


Los demonios humanoides son muy raros de encontrar, pero extremadamente peligrosos. Son seres de pieles verdes y aspectos muchas veces deformes, como pies grandes, narices del tamaño de una mano o dientes en distintas direcciones. Sus tamaños pueden ir desde el de niños pequeños hasta más de dos metros y su masa muscular varía mucho.

El mayor peligro no es su potencia de combate, ya que suelen ser cobardes y esconderse ante los peligros (salvo los grandes), sino su capacidad de dar órdenes a demonios bestiales. Algunos son además capaces de llevar a cabo conjuros mágicos.

Se desconoce su propósito real, el que no revelan ni bajo tortura, pero se sabe que intentan sembrar el caos allí donde pueden, maquinando planes incluso para volver a personas contra otras, o pueblos contra pueblos. Son atraídos por la magia y es común que intenten corromper a hechiceros inexpertos, tentándolos con el uso de conjuros que los llevarán a convertirse en esclavos del vacío.

Tipos: Dragones


Son extremadamente raros y muy poderosos, no habiéndose avistado uno en décadas. Los registros, sin embargo, hablan de criaturas enormes, casi inmunes a las armas y los conjuros, capaces de arrojar fuego de sus fauces y sembrar el terror a su paso.

El resto de los demonios parecen temerles y obedecerles, ya que ellos lideraron las primeras hordas tras la apertura del pozo.

Se dice que son capaces de hablar, aunque lo hacen rara vez. Su voz es poderosa y perturba la mente de quienes la escuchan.

La Plaga


El efecto de los demonios no termina sólo en su existencia. Al habitar los bosques han propagado extrañas infecciones en algunos animales salvajes. El efecto se debe a la exposición a la magia del vacío, por lo que estos seres adquieren apariencias similares a la de magos que ceden a la magia, es decir, aparecen señales de podredumbre, llagas abiertas y malolientes, alteraciones físicas como colmillos más grandes, incluso sus mordidas y garras pueden propagar peligrosas infecciones y enfermedades.

Un animal afectado por la plaga es extremadamente peligroso y se recomienda darle muerte de inmediato. Su carne no puede ser comida, ya que quien lo hace se expone a graves enfermedades o, incluso peor, ser él mismo afectado por la plaga.

Las maneras de contagio de los animales son dos, una es ser víctimas de las crueles influencias de las criaturas demoniacas, que capturan, torturan y exponen a los animales a horribles rituales para infectarlos. La segunda, más común, ocurre cuando animales sanos se exponen demasiado a los enfermos, en especial si comen su carne. Es por ello que es más común encontrar animales carnívoros infectados que herbívoros.

En el caso de humanos infectados por La Plaga, éstos pierden su identidad, sus recuerdos o cualquier aspecto de su humanidad y sólo buscan causar daño y muerte. Pueden usar algunas habilidades de antes de la infección, pero suelen ser más torpes por las múltiples heridas que les provoca la enfermedad y no pueden pensar con claridad.

La mayoría de los pueblos dan muerte de inmediato a cualquier persona infectada, pues se sabe que el contacto con humanos afectados puede contagiar el mal a otra persona.

A pesar de todo, el contagio no es tan común, se puede sufrir de una mordida de un animal infectado o ser atacado por un humano en similar condición y no ser contagiado. Para que se traspase es necesario un contacto más frecuente o alimentarse de carne infectada.

Sanadores mágicos muy avanzados son capaces de detener la plaga cuando recién comienza, antes que la persona pierda su identidad, sin embargo cuando esto ya ocurre, proceso que puede tardar desde algunas horas hasta días, dependiendo de la fuerza de voluntad del individuo y el nivel de exposición, ya no hay vuelta atrás.
Creador
Admin
avatar
Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 09/07/2015

Hoja de personaje
Test: asdasdasd
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.